Cómo estudiar según tu tipo de inteligencia

Inteligencias múltiples: la importancia de las técnicas de estudio

Como te explicamos en el artículo sobre inteligencias múltiples, todas las personas se desenvuelven de diferentes maneras, lo cual influye en sus intereses y destrezas académicas. Por ello, ingresar a la universidad es un cambio significativo. En esta etapa, te enfrentás a cursos que demandan mayor dedicación y tiempo de estudio. Lo anterior resulta abrumador al inicio, pero si estableces un horario e identificas tus habilidades, alcanzarás un gran éxito académico.

¿Cuáles estrategias de estudio son las más aptas para vos?

Según tu tipo de inteligencia predominante, tu manera de aprender se adapta a estrategias específicas. Aunque es el método más estandarizado, no todos los estudiantes entienden la materia con sólo leerla, pues muchos requieren de otros modelos menos tradicionales. A continuación, te daremos diversos consejos que se adaptan a tus aptitudes académicas:

Inteligencia lingüístico-verbal: prioriza actividades como la lectura, la memorización o la escritura. Utiliza técnicas comunes, como realizar resúmenes, exponer en voz alta la materia o reescribirla con tus propias palabras. También existen sistemas menos convencionales. El primero es el método de relato que consiste en crear una historia que contenga todos los elementos que debas memorizar. El segundo es el de las iniciales, cuyo objetivo es idear siglas o palabras donde cada letra representa un concepto.

Inteligencia lógico-matemática: trabaja con cantidades específicas o con esquemas lógicos de causa-efecto. Los números se implementan en la elaboración de resúmenes y a cada cifra se le otorga el valor de una idea, así el orden homologa la estructura del tema. Además, existe la técnica de la cadena en la cual enlazas todos los elementos que debes memorizar.

Inteligencia espacial: se fundamenta en dibujos o gráficos. Sin importar la materia, podés dibujar imágenes o esquemas conceptuales con formas y colores diferentes para recordar la información. Otra forma es el método de los lugares donde cada idea se relaciona con un lugar previamente establecido. Al final, tendrás un bosquejo mental para cada tema.

Inteligencia musical: estimula los sonidos, así que utiliza melodías como sistema de estudio. Igualmente, la música sirve como tranquilizante, pues si estás estresado, tus canciones favoritas te ayudarán a concentrarte. Por último, existe el método fonético donde cada sonido es igual a la sílaba inicial o final de una palabra.

Inteligencia corporal-cinestésica: se basa en el aprovechamiento del movimiento y del lenguaje corporal. A la hora de estudiar, requieres moverte constantemente e, incluso, tocar objetos, como hojas o figuras, relacionados con cada concepto. Una de las formas más aptas para recordar cada tema es exponerlo en voz alta, así podrás flexionar tus manos y realizar diversas expresiones.

Inteligencia intrapersonal: constituye el control de cada persona sobre sí misma, por lo que podés implementar cualquiera de los otros métodos, ya que lo importante es que construyas tu espacio cómodo. Eso sí, cada acción que realicés dependerá de tu propio ritmo y usualmente esto requiere que trabajés individualmente.

Inteligencia interpersonal: posee la habilidad de poder comunicarse adecuadamente con los demás, así que tenés la oportunidad de compartir tu estudio con los demás. Como técnica general, participá en debates o explicale a tus compañeros la materia. Les ayudarás a otros y, además, esto te permitirá aclarar tus dudas y reforzar tus conocimientos.

Inteligencia naturalista: acentuá la importancia de las actividades al aire libre como espacios de estudio. Inscribite en cursos con una experiencia directa en el medio ambiente o, si matriculás en materias teóricas, tratá de estudiar en ambientes naturales como un jardín o una terraza.

¡Aplicá estos consejos! Verás que, sin importar la carrera o la cantidad de cursos que matriculés, estas técnicas te ayudarán a explotar todo tu potencial y a garantizar un gran futuro académico.

Comentarios:

Nuestro blog existe gracias a:
}